PRI: Todo cambio estructural es traumático

Héctor Calderón Hallal

Pues se llevó a cabo sin mayor contratiempo el desarrollo de la Vigésima Cuarta Asamblea Nacional del PRI, en la que fueron ratificados con su voto por los asambleístas efectivos, algunos cambios que ya se han ventilado en los medios hasta el cansancio y por los cuales se ha generado una controversia que amenaza con tornarse en una lucha fratricida entre correligionarios y hermanos de militancia.Alejandro Moreno Cárdenas ‘Alito’ y su comité nacional, designado desde 2019 por sus cercanos y miembros históricos de su staff, lograron imponer mediante el voto mayoritario y tras un intenso diálogo para cada uno de los rubros neurálgicos de cambio a discutir y aprobar.

De entre los que destacan, que en lo sucesivo el PRI será un defensor más fiel y protagónico de la defensa de las minorías, particularmente por las que pugnan las nuevas generaciones a nivel global, como el respeto y el reconocimiento jurídico pleno a las personas que se asumen parte de la comunidad LGBTTTIQ+ , así como al respeto irrestricto a la lucha por la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres; así como por el reconocimiento de los Derechos Humanos de todas las personas sin distinción sobre la faz de la Tierra; del mismo modo, el PRI acuerda ser un partido que “destierre» para siempre de México al Neoliberalismo Económico como fórmula y plataforma de Gobierno, así como estrechar un vínculo más intenso con el universo elector joven de México.

También se proponen los priístas, según la voluntad expresada con su voto, la creación de un centro especializado para abordar la temática nacional, denominado Centro de Estudios para la Discusión, Análisis y Prospectiva de México, A. C. (CEDAP-México), cuyo objetivo será contribuir con el PRI en la búsqueda de soluciones a los problemas nacionales, estatales y regionales, mediante el análisis profundo y la formulación de propuestas de políticas públicas.

Y desde luego, el cambio más anunciado por la crítica y los malquerientes de ‘Alito’, a través del ‘fuego amigo’ que le lanzan inmisericordemente un día sí y otro también: Se acordó cambiar la redacción del artículo 178 de los Estatutos, dando pie a que en este próximo período previsto para el cambio de dirigente, éste se pueda reelegir hasta en dos ocasiones -desde luego al obtener la mayoría por cualquiera de los dos métodos de competencia conocidos en esa organización como permitidos- que son la consulta interna y elección por medio de delegados efectivos en una asamblea partidista en todos los niveles.

¿Problemas durante el desarrollo de los trabajos de la Plenaria en la Asamblea?… Pues los que se presentan siempre en cualquier organización política de dimensión nacional y de naturaleza histórica, como es el PRI: hay voces de personas disidentes, que realizaron su “performance” alrededor del presídium para ser vistas, para llamar la atención del auditorio y el presídium, que manifestaron en coro su inconformidad con lo ahí propuesto y deliberado…y que fueron acallados por un grito más estruendoso y numeroso, emitido por los que sí están de acuerdo con el cambio en la redacción de los estatutos …

Así son todos los cambios, sobre todo cuando son estructurales.
Este cambio del PRI es uno de ellos; está implicando algo que muy pocos analistas alcanzan a ver y a ponderar: hay implícito un relevo generacional.

Con todo y el respeto que me merece el economista sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera, uno de los inconformes con el resultado de esta Asamblea y que pide la renuncia de Moreno Cárdenas como condición ‘sine qua non’ para aceptar los cambios estatutarios; debo reconocer que tal y como usted defiende, mediante una especie de verdad aparente o ‘sofisma’: “El PRI no puede aceptar que se reelija ‘Alito ‘ y ningún dirigente, porque el partido nació precisamente para oponerse a una causa reeleccionista”… como lo fue la del General Álvaro Obregón y como soterradamente lo fue también, la del propio General Plutarco Elías Calles.

Pero lo que ‘tramposamente’ no lleva a esa discusión Beltrones, es el hecho de que el espíritu antirreeleccionista estará siempre señalado en alusión a los gobiernos formales, al ámbito de lo consagrado a las formas de organización del Estado Mexicano… mas no a las de los organismos, instituciones, empresas, institutos organizaciones ONG’s, asociaciones civiles y productivas, entre otras…. Cuyos consejos de dirección, de accionistas, directivos, ejecutivos y… en general, bien pueden reelegirse las veces que sean y hasta eternizarse, sobre todo si es estratégico o en beneficio de esa organización o instituto de que se trate.

Y efectivamente, Beltrones desde San Lázaro y en calidad de líder de la bancada priísta, en aquel inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, votó a favor de la reelección de presidentes municipales, alcaldes y diputados federales, siendo una iniciativa del PAN, teniendo como considerandos el hecho de que un alcalde no tenía muchas veces tiempo para terminar “la gran obra de Gobierno que iniciaba… que ocupaba otros tres años por lo menos para ello”… no cabe duda, hoy lo vemos: eran auténticas joyas argumentativas las que se manejaban por válidas… hoy ha servido para que se conviertan los presidentes municipales en auténticos caciques regionales. A los que hay que “desempoderar de nuevo” … con urgencia.

Mientras tanto… hay que decir:

¡Qué gregarios resultaron algunos priístas que reaparecen en la vida pública después de muchos años y hasta décadas!… Claro lo hacen para defenestrar a quién sí ha trabajado en los últimos años y ha frenado la tendencia de caída estrepitosa del PRI en el gusto de los electores.
¡Para agraviar, lanzar acusaciones sin sustento y “sacar del camino” a quien legítimamente sí se ha preparado para conducir con funcionalidad los próximos años de cara al pretendido “segundo piso” de la 4 T!

¿Dónde estaban el Naty González Parás, González Curi, Dulce María Sauri Riancho y José Reyes Baeza, ¿los exgobernadores ‘abajofirmantes e inconformes’?… Cuando durante por lo menos los últimos 6 años, desde el púlpito mañanero les ofendieron vil y cobardemente, tratándoles de corruptos, conservadores fifís, ‘neoliberales de rapiña”, entre muchas otras ofensas que le llegaron sobre todo a la base militante del PRI, quienes son los que menos responsabilidad tienen en los agravios generados por el neoliberalismo en el pasado reciente… y que hubo muy políticos priístas que encararan al presidente López Obrador y sus ofensas ‘mañaneras’ … salvo muy honrosas excepciones… pero la mayoría de exgobernadores y promoventes solidarios con la causa de impedir a Alejandro Moreno ‘Alito’ su reforma a los estatutos, metió durante los últimos cinco años su cabeza bajo la tierra, como avestruces, como evitando cualquier acto de valor cívico en defensa de su partido y su honra …. Como huyendo de cualquier investigación judicial u orden de aprehensión. Como ellos, todos los que fueron políticos fulgurantes y exitosos del pasado, en los últimos años de ‘vacas flacas’, no aparecieron por ningún lado para defender al PRI, su honra y la de sus miltantes. Nadie se apersonó a decirle a la dirigencia: “A ver Alejandro Moreno en qué puedo apoyar yo a la candidata de mi Estado o al candidato a senador a diputado?… Aquí está está este ladrillo para construir tal o cual cosa…. Nada…todo mundo a cuidar su peculio, no se los fueran a incautar en los tiempos estelares de la 4 T…. Todos corrieron a abrazar al tirano, al impostor… a buscar Embajadas a cambio de la traición”.

Todos muy “manitos” con AMLO y la 4 T.

Eso sí, muchos de ellos hoy aparecen muy indignados… porque no son ellos ni sus descendientes quizá, los que aparecen en el reparto de lo que queda del PRI.

Muy comprensible la actitud… muy conveniente.

Ahora regresan “rabiosos” a defender lo que nunca trabajaron… con un partido con el que nunca tuvieron gratitud… ahora vuelven a luchar por un partido que nunca les interesó en pocas palabras.

Les preocupa que siga dirigido por alguien que no es hijo de político o de alguien de la mafia del Poder.

Y que está haciendo las cosas diferentes… para obtener resultados diferentes a los obtenidos el 2 de junio pasado.

¡Vaya contradicción!

Autor: Héctor Calderón Hallal

@CalderonHallal1;
fixiflaux99@gmail.com;

* Las opiniones vertidas en este artículo son responsabilidad exclusiva de su autor; por lo que no constituyen en modo alguno, la opinión institucional de este medio».